- Viajar y Disfrutar Nro 11

De Buenos Aires a la Patagonia Argentina en motor-home 

Escrito por Camila Baroni

Un motor-home y cinco amigxs de Baires que se adentraron en una aventura por el increíble sur argentino.

Quiero compartirles lo que fue de este viaje inolvidable: paisajes, lugares que fuimos descubriendo y la experiencia de viajar en motor-home que fue de lo más alucinante. Una aventura llena de lindos recuerdos y anécdotas que quedarán para siempre. Cinco amigxs y el objetivo de recorrer parte de la extensa Patagonia Argentina: San Martin de los Andes, Villa Tarful, Villa La Angostura, Bariloche, El Bolsón y Lago Puelo.

PHOTO-2021-04-22-21-58-03

El motor-home cuenta con comodidades. Sí, de todas las que te puedas imaginar: cocina, hornito, heladera, camas, mesada para comer, paneles solares y la joyita fue el lujoso baño con duchita escocesa. Sí, reitero, duchita escocesa. Todos las comodidades, fuimos los verdaderos ¨hippies con Osde¨.

Guido el DJ, Agus la diseñadora, Cris el fotógrafo designado del grupo, Mati el Dr. Psicólogo y yo, Cami una Relacionista Pública. Salimos de Buenos Aires y recorrimos un total de 4800 kilómetros. Por la extensión del recorrido, les recomiendo mucho hacer una parada para descansar antes de cruzar la ruta del desierto. En nuestro caso lo hicimos en la única estación de servicio que había, bien típica de pueblito del interior que quedaba en Chacharramendi, provincia de la Pampa. Directamente nos estacionamos ahí y al otro día nos levantamos temprano y continuamos viaje a San Martín de los Andes.

Ya en San Martín decidimos quedarnos en Quila Quina, si buscan tranquilidad lejos del centro les recomiendo unos días ahí. Las playas de piedra son inmensas y sus aguas corresponden al gran lago Lacar. La vista, ¡Chapaux! Cerquita de ahí se encuentra el camping llamado como el mismo lugar, donde nos quedamos un par de días para descansar y abastecernos bien de electricidad y agua. El lugar cuenta con todos los servicios, esta rodeado de pura naturaleza y dentro del establecimiento se encuentra un arroyito. También se puede ir caminando a los balnearios de la zona. 

PHOTO-2021-04-22-22-00-09 (1)

Traful

Ya con ganas de seguir viaje, emprendimos camino hacia Villa Traful, Neuquén, ubicada a unos 102 km de San Martín. Ahí aprovechamos el día a tomar sol con unas birritas y disfrutar la vista del gran lago Traful que bordea a todo el pueblo. El agua, no voy a mentir, es helada en gran parte de todos los lugares que fuimos, pero eso no fue impedimento para meternos. Luego caminamos por los muelles y el pueblito hasta descubrir a Michay, barcito al aire libre con unas increíbles hamburguesas de ciervo y las más tremendas papas con chédar que probé jamás. Paciencia con el servicio, vale la pena cada minuto. 

Para dormir lo hicimos en un playón de estacionamiento ¡con vista al lago!, imagínense despertarse con esa vista, no tiene precio. Después de desayunar cargamos agua en una estación de servicio y seguimos.

PHOTO-2021-04-22-22-02-26 (1)

Villa la Angostura

Nuestro lugar favorito porque Villa cuenta con todo. Sus paisajes haciendo la caminata del Bosque de Arrayanes te quitan el aire, lo digo de una forma metafórica y literal, la primera porque son alucinantes e imponentes, ¡las vistas que tienen los miradores de las Bahías Mansa y Brava! La segunda porque el sendero es muy empinado, son 11 kilómetros en subida…

Cuando se recorren estos lugres mágicos, unx se siente energético. Es por eso que se nos ocurrió la brillante idea de acercarnos a un arrWhatsApp Image 2021-05-05 at 1.55.41 PMayan, no solo tocarlo, sentir su frescura y rigidez, apoyar nuestros cachetes al árbol, que además es un árbol que particularmente tiene un tronco que se siente frío, lo recomiendo. A los segundos pasa un señor contemplando nuestra escena de conexión con el arrayán y nos devuelve una cara entre sorprendido y tentado. ¿Qué habrá pensado?, ¿pensó que habremos consumido algún tipo de sustancia?

En fin, el camino es muy exigido, recomiendo arrancar temprano para poder abrazar arrayanes sin apuro. Ese día quedamos knock out, pero valió la pena. Y en Villa, tienen que ir a las playas de las Bahías y Puerto Manzano el agua es playita y además, ¡son de arena! Se complica entrar al agua cuando las playas tienen piedras muy grandes. Y, por último, para cerrar el día, dos lugares para comer y tomar unas ricas birras: Australis y Finnegan. Nos quedamos un total de 3 días y siempre dormimos estacionados en la calle que bordea cerca a la entrada de la bahía Brava. El motor-home te da esa gran independencia.

Bariloche

Seguimos viaje a Bariloche. Acá vivimos varias anécdotas como hacernos los cinco un tattoo que representa nuestra amistad y que DJ Guido consiguió una fecha para tocar en Colonia Suiza. Ahí descubrimos una de las joyitas culinarias del viaje, Burger Brody, atendido por el mismísimo Brody. Va a aquí la gran valoración porque nuestro grupo está conformado por carnívoros, vegetarianos y celíaca, este lugar era apto para todos nosotros. Nuestra calificación, 5 estrellas, por lo sabrosas que son y el servicio de atención. En mi caso correspondo al equipo carnívoro y sus hamburguesas de ciervo y jabalí eran un sueño hecho realidad. Algo muy difícil de encontrar. Lugar súper recomendado si van a la despensa histórica de Colonia Suiza. Ese día no solo disfrutamos de la exquisita comida, sino que también mi amigo la rompió tocando Tech House. El Brody fan de ese género fue quien le consiguió el espacio.WhatsApp Image 2021-05-05 at 2.24.00 PM

El resto de los días hicimos una caminata por el sendero chico hacia el lago escondido, el mismo se encuentra rodeado por todas las montañas, un tesorito oculto. Luego salió una tarde de matienzos y truco con otros amigos que nos encontramos en la playita Petunia. Y por supuesto que no falto la caminata por el centro de Bariloche. Mejor lugar de pastas que jamás van a probar es en el Boliche de Alberto y para rematar con el postre, vayan a por un helado de Dulce de Leche Mil Hojas y Mascarpone a Rapanuí.  Les debo fotos de las increíbles delicatessens, ¿saben por qué? Teníamos una regla que el primero que sacaba el celular mientras comíamos tenía que pagar. 

PHOTO-2021-04-22-22-02-42

El Bolsón, Lago Puelo

Último destino, Lago Puelo lugar que te deja atónico con la impactante vista. Vuelvo a reiterar el agua helada, pero es el primer chapuzón después te aclimatas, vale la pena. Yo cada vez que me metía me sentía renovada. Sus aguas cristalinas y puras te revitalizan. Y en el Bolsón no se pueden perder la famosa feria hippie, un verdadero descubrimiento. 

Un viaje inolvidable con momentos irrepetibles como ir a media noche al lago a admirar a el gran cosmos…

Un viaje espectacular que si tienen la oportunidad de hacerlo, no lo duden, vayan a buscar su propia experiencia. Para mi es una de las mejores maneras de conocer la asombrosa Patagonia. Y otro consejo a mis lectores, viajen, viajen, sin dudas será el mejor dinero invertido. 

PHOTO-2021-04-22-22-00-26

 

Acerca del autor

Camila Baroni

Camila Baroni. Nació en Argentina. Estudiante de relaciones públicas y amiga del medio ambiente. Filosofía de vida: viajar y disfrutar de los pequeños-grandes momentos al máximo. Promueve la felicidad y la alegría: "levántate y brilla."

Dejá tu Comentario