- Viajar y Disfrutar Nro 02

Mademoiselle in New York

Escrito por Adela Salzmann

“Qué delicioso”, Emilie hunde un nacho en salsa picante.

Estamos en El Bronco, un restaurante de tacos ubicado en Sunset Park, al sur de Brooklyn. Emilie es una cantante que vino a Nueva York desde Marsella a probar suerte en el circuito artístico y musical. “En Nueva York tenés que arrancar desde el principio porque te falta tu público”.

Emilie además de hacer experimentación con su voz, compone y es performer. Dice que “vivir en Nueva York es muy interesante, hay mucha energía, muchas bandas, grandes músicos y cantantes talentosos. Hay una movida intensa y la gente (comparado con Francia y Marsella) se encuentra más, comparten cosas, es un sistema totalmente distinto. Por supuesto que hay mucha competencia, pero si sos bueno, va a haber curiosidad por lo que hacés”.

BROOK1

Vivir en Nueva York, ¿cambió tu manera de hacer música?

Emilie usa su nombre, Emilie Lesbros, cuando hace performance, poesía y cosas experimentales. Miss Elie Sorbsel es el nombre que usa para su banda de funk-rock.

Sí, compongo según lo momentos de mi vida y cada canción tiene algo de lo que observo del mundo. Esta ciudad me afectó de distintas maneras. Por un lado viví con un hombre afro-americano y padecí sus problemas con la ley por temas racistas.  Por otro lado, me fascina cómo conviven los distintos circuitos artísticos, el que mueve millones de dólares como el arte contemporáneo de las grandes galerías y el concierto a la gorra del café de la esquina. El talento y el arte pueden estar en cualquiera de los dos aunque cuando la gente se obsesiona con el dinero y el negocio se puede tornar aburrido. En esta ciudad se puede ver todo esto y es muy interesante para un artista observar cómo funciona; hay tantos buenos artistas, hay que salir, conocer, hacer y ser curioso.

BROOK2OPCION2

Acerca del autor

Adela Salzmann

Dejá tu Comentario