- Vocación & Propósito Destacado Nro 11

Valen Cambian(d)o el mundo

Hoy: el agua y el consorcio

Si llegaste acá es por una de estas dos cosas:

A. Somos amigos (holis)

B. Te interesa cuidar el medio ambiente

Y, por mucho que te quiera si sos la opción A, los B son mis preferidos (aunque si sos A y B ya te quiero el triple).

Así que, para los B que no son A: ¡Hola! Me presento. Me llamo Valentina Cambiano y tengo 19 años. Desde chiquita me llamó mucho la atención el cuidado del medio ambiente desde las cosas que me decían en el colegio (ya vamos a hablar de eso más adelante), pero recién hace poco empecé a tomar más conciencia.

Me acuerdo una vez en primaria que me hablaron del cuidado del agua y las distintas formas de hacerlo en casa; cerrar la canilla cuando te lavas los dientes, ducharte lo más rápido posible, y algunas más que no me acuerdo. Pero ya habiendo incorporado eso yo apuntaba a más. Nos habían dicho que otra forma de cuidar el agua era que en tu edificio se limpiara la vereda con baldazos en vez de manguera. Listo, yo ya estaba pensando cómo decirle a cada encargado que viera con manguera que limpiara con baldes. Solo había un problemita, la pequeña Valen era demasiado tímida. Así que ahí quedó mi sueño de salvar al mundo.

FIN.

 

Mentira, mentira. Sigo acá. Mi sueño solo quedó ahí por unos 12 años, hasta que lo retomé a mis 18. 

¿Por qué tanto tiempo, no? Porque claro, decime si no era abrumador el sueño de la pequeña Valen. “Che, ¿qué querés hacer cuando seas grande?” “Salvar el mundo”. Daaale, de una, en 5′ lo hacemos.

Tarea ecológica de la semana: si limpiás la vereda de tu casa, sos encargado o saludás todos los días al de tu edificio cuando salís a la calle, ¡proponele usar balde en lugar de manguera!

Así cualquiera termina abandonando. Por ahí si el sueño de la pequeña Valen hubiera sido salvar al mundo pidiéndole a porteros que dejen de usar manguera, el panorama hubiera sido otro. 

Y a eso viene esta columna, para que entre todos vayamos paso a paso, encontrando de a poco pequeños hábitos para incorporar y así ayudar a cumplir el sueño de la pequeña Valen, porque pequeñas acciones por muchas personas hacen una gran diferencia.

Tarea ecológica de la semana: si limpiás la vereda de tu casa, sos encargado o saludás todos los días al de tu edificio cuando salís a la calle, ¡proponele usar balde en lugar de manguera!

Acerca del autor

Valentina María Cambiano

Valentina María Cambiano

Cerebro en funcionamiento las 24hs del día. Apasionada por la cocina desde el día que hizo una carita de frutas en una clase infantil y se le manchó la receta "como a los buenos chefs", según le dijo la maestra. Día a día busca y encuentra sus nuevas recetas manchadas que la sigan motivando y ampliando en tantos temas como la vida le presente.

Dejá tu Comentario