Modos de Ver Nro 14 Vocación & Propósito

Una descripción extrema de la ética en las Relaciones Públicas

El 6 de septiembre es el “Día del Relacionista Público” y qué mejor que conmemorar este día con una reseña de una de las películas más criticadas, analizadas y alabadas por el rubro.

Gracias por fumar es una película estadounidense del año 2005 que narra de forma sarcástica la historia del portavoz de una compañía tabacalera y expone la ética de las relaciones públicas. Dirigida por Jason Reitman, protagonizada por Aaron Eckhart y basada en la novela de Chistopher Buckley. El protagonista, llamado Nick Naylor, es quien se encarga de hacer lobby en contra de los estudios científicos que ligan el consumo de tabaco con el cáncer de pulmón. Las relaciones públicas viven del lobby, que es influir en un proceso de decisión pública y ganarse a las personas mediante su discurso. Por eso esta película desata enseguida la polémica: ¿acaso no es un choque ético realizar ese tipo de trabajo?

Nick Naylor es el vicepresidente de la Academia de Estudios del Tabaco, entidad que tiene como objetivo buscar las relaciones entre el consumo de cigarrillos y cualquier posible mal para sus consumidores. Curiosamente esta empresa es financiada en gran parte por las empresas tabacaleras del país por ende, no existen estudios científicos ni leyes creadas por la academia que sostengan el mal del cigarrillo en el cuerpo del ser humano. El tabaco nunca sale perdiendo, esa es la habilidad especial de Nick: hablar y persuadir, poniendo en duda que este producto sea perjudicial para la salud.

Uno de los fragmentos más interesantes de la película es cuando una entrevistadora le pregunta cuál es su profesión y él responde: “soy un mediador entre dos sectores de la sociedad que intentan llegar a un acuerdo”; y ella le dice: “otros entrevistadores te consideran un asesino múltiple, una sanguijuela, proxeneta, especulador, asesino de niños”. Luego, le pregunta por qué hace lo que hace y él responde: “hay que pagar la hipoteca”.

Es increíble cómo a veces la ética en las relaciones públicas se desvanece por el simple hecho de que haya dinero de por medio, se deja en transparencia total que se trata de una profesión donde se puede llegar a defender lo indefendible. “El 99% de todo lo que se hace en el mundo, bueno o malo, se hace para pagar las hipotecas” sostiene Nick y dice: “Se necesita una flexibilidad moral para hacerlo”. Naylor se reúne semanalmente con sus amigos y colegas de profesión que trabajan para las industrias de las bebidas alcohólicas y de las armas; en broma se llaman a sí mismos los “mercaderes de la muerte” o “The MOD Squad”. Hay representantes para todas las industrias y cada uno elegirá cuál va mejor con sus valores.

Comunicacion Digital se estudia en Ott

El Senador Finistirre, es el antagonista de la película ya que es quien ataca a la industria tabacalera. Es uno de los críticos más vehementes de Naylor y el promotor de un proyecto de ley para incluir la advertencia VENENO en los paquetes de cigarrillos. La audiencia pública es una de las escenas más polemicas de la pelicula donde se ve muy en claro el choque entre los valores personales y profesionales en las relaciones públicas. Naylor admite los peligros de fumar pero sostiene que la conciencia pública ya es lo suficientemente alta, a su criterio no hacen falta advertencias adicionales; hace hincapié en la elección del consumidor y la responsabilidad de uno mismo.

Finistirre le hace una pregunta muy interesante que deja pensativo a Naylor; el senador le pregunta si le compraría una caja de cigarrillos a su hijo, quien estaba sentado observando la audiencia y él responde: “Si realmente quiere un cigarrillo, le compraré su primer paquete”. Esto le resuena en la mente tan fuerte que decide parar de defender lo indefendible sosteniendo finalmente: “Hay cosas más importantes que pagar una hipoteca”.

Naylor apoya el nuevo interés de su hijo en el debate y abre una firma de Relaciones Públicas privada. La película termina con una escena donde Nick capacita a representantes de la industria de teléfonos móviles preocupados por las afirmaciones que dicen que éstos causan cáncer cerebral, y narra: “Michael Jordan juega a la pelota. Charles Manson mata gente. Yo hablo. Todo el mundo tiene un talento…”.

“Gracias por fumar” es una película que hace despertar muchos disparadores sobre cómo quiere un relacionista público ejercer su profesión. Si se elige defender lo indefendible, defender lo éticamente correcto o lo que toque en un momento dado. El dinero es algo que sacude valores y creencias y que hay que ser consciente de lo que se está comunicando más allá del incentivo monetario.

Las grandes corporaciones tabacaleras ganan miles de millones de dólares al año y es uno de los negocios más lucrativos y beneficiosos del mercado. El dinero, como casi siempre, hace que la salud se convierta en un elemento secundario y que estas empresas no reparen en gastos a la hora de seguir produciendo e incentivando el consumo de los cigarrillos. Aunque existe algo llamado responsabilidad individual, son ellas en última instancia las que hacen que algo tan perjudicial para la salud sea visto simplemente como un hábito social arraigado a nuestras costumbres. La Responsabilidad Social Empresarial es algo que todo relacionista público tiene que tener desde su discurso.

Entonces vos, como relacionista público… ¿Qué harías? La pregunta no tiene una respuesta correcta, depende de cada uno, de sus valores, creencias y formas de llevar la profesión adelante en el mundo capitalista. Esta película sin dudas busca hacer replantear muchas cosas de esta profesión y quererla aún más.

Dejá tu Comentario

2 Comentarios

  • Hola Martina
    Te felicito por la nota
    La película la voy a tener en cuenta ( no la conocía ).
    En cuanto a esta profesión
    creo que uno/a tiene que ser capaz de establecer relacione para reducir situaciones de crisis ( de una empresa , organización o grupo de personas )
    Muy buena carrera para estudiar en estos tiempos de caos y cambios a nivel mundial
    Te felicito por tu trabajo

  • Excelente nota. Muy bien escrita!!!
    Creo que como todo se trata de valores personales. Uno debe definirse a si mismo y qué valores marcarán su rumbo. Exitos!!! Y Feliz día.